Tus Anuncios
La timidez

La timidez

La timidez es un miedo irracional generado por el ego. Lo único que nos preocupa es aparentar una imagen sensacional a ojos de los demás. Una visión mental generada por nuestro orgullo. Buscamos impresionar a los demás.

La raíz del miedo reside en la siguiente duda: ¿Qué pensarán de mí si digo o hago esto o aquello?

Muchos tímidos odian serlo. Se martirizan y victimizan como si de una enfermedad crónica se tratase o un mal sin cura.

Cuando verbalizamos nuestros miedos, los soltamos y nos desprendemos de ellos. Una vez liberados, conectamos a través de la empatía. La timidez es sinónimo de esconder algo que no queremos revelar. Nos avergonzamos y escondemos nuestra inseguridad. De esa forma no tendremos control de la situación. No obstante, una vez reconozcamos verbalmente las inseguridades o sacarlas a la luz, recuperaremos el control, nos llenamos de confianza y seguridad, y sin nada que esconder, entonces seremos nosotros mismos.

Muchos optan por no expresarse al respecto porque piensan que es una muestra de debilidad; por el contrario: la admisión de los propios temores es un ejercicio de valentía y los demás lo perciben así. Sin duda.

Lo que estás comunicando a la otra persona es que a pesar del temor estás dando el paso, ese acto demuestra fortaleza y convicción. “Sí, tengo miedos, soy humano”. Así es como usamos la timidez a nuestro favor.

“La timidez es la desconfianza del amor propio, que deseando agradar, teme no conseguirlo”. Molière.